boton compra

 

GLASTONBURY 2016 – VIERNES NUBLADO, MOJADO, SOLEADO, ROCKEADO…

Comenzó el festival más importante del mundo y Alfredo Rosso te cuenta cómo fue el día 1.

Lunes, 27 Junio 2016 | Por  Alfredo Rosso

¡Y se largó, nomás! El rock and roll, la lluvia y la tormenta post-Britexit. En cuanto a esto último, las opiniones en Glastonbury eran claramente de desazón. La parte más joven y progre de la sociedad inglesa no puede comprender como el 52 % de sus congéneres eligió cortar vínculos con la Unión Europea… ¡y encima ahora Escocia amenaza con separarse del Reino! Bueno pero… volviendo al Glastonbury musical. Tuvimos en la Pyramid Stage un comienzo de música árabe con la Orchestra of Syrian Musicians, patrocinada por Damon Albarn. Una orquesta al completo, con coro femenino y masculino, dando un fantástico concierto de melodías de Medio Oriente. Y aunque lamenté perderme, por un confusión de horario, el recital en que la Maliense Rokia Traoré –una admirada artista que pude ver aquí mismo hace tres años- estrenaba su nuevo álbum “Né So”, mi traspapeleo de la grilla me sirvió para asistir a un show con mucha garra de uno de los baluartes ingleses de la era Madchester: James. Aunque restringirlos a esa movida es una total injusticia, ya que James ha transitado por un sendero musical personal durante casi 30 años, en base a un rock contundente y a letras expresivas. Una sorpresa inesperada el volver a ver, después de muchos años, a estos viejos cruzados festivaleros, con una impresionante discografía a sus espaldas, además. En el mismo escenario número dos, denominado The Other Stage, vi a los Blossoms, un característico cuarteto pop inglés, en este caso de la ciudad de Stockport, con las características del caso: buenas melodías, temas bien arreglados aunque me dejaron la sensación de que todavía les falta modelar mejor su personalidad. Hay que entender, también, los nervios del debut en semejante festival…
Glastonbury tiene oferta musical de todo tipo, si a uno le quedan piernas. Y a esa hora de la mañana todavía desbordaba de adrenalina y curiosidad, como para llegarme al escenario de World Music, la West Holts Stage y ver un fantástico show de Dakhabrakha, un cuarteto ucraniano folklórico, de tres mujeres y un hombre. Las chicas manejan unos juegos vocales muy elaborados y envolventes y la mixtura de cello, arcordeones y violín es perfecta. Salí corriendo a la tienda de la revista Songlines, que está cerquita del escenario, a hacerme de su CD Ha MeЖi, que seguramente para cuando haya vuelto a Buenos Aires sabré qué quiere decir. Antes que ellos había tocado Bixiga 70, una numerosa banda brasileña de San Pablo que mezclan elementos de música caribeña, caribeña y de su propio terruño en un poderoso show dominado por un groove de Afrobeat. Pude charla un rato con su tecladista, Mauricio Fueury, y traerme, de paso, el tercer álbum del grupo, apropiadamente titulado “III”. Afuera, a todo esto se había largado uno de esos chaparrones Glastonburianos que ya son míticos. Pero, ¿qué le hace una nueva mancha (de barro) al tigre del rock and roll?
Pero la historia recién comenzaba y crucé media granja para llegar a uno de mis sitios favoritos, donde pasaría buena parte de la tarde: el escenario The Park, donde la Unknown Mortal Orchestra paseó a la multitud por una hora de rock,funk, jazz y hasta soul, con todal pericia. Por momentos eché de menos un poco más de calor comunicacional, pero la eficiencia de la banda tiene algo de aquel Steely Dan de los viejos tiempos. Un rato más tarde, en ese mismo escenario, una de las grandes sorpresas del viernes de Glastonbury: Ezra Furman. El muchacho canta, toca una guitarra eléctrica con toda la furia y hace unos temas en los que se pega fuerte por todos los defectos y carencias que siente tener. Y muchos, como el sentirse inseguro y falto de un rumbo cierto en la vida, son un poco universales, entonces la gente se siente identificada y eso, sumado a una banda que lo acompaña con soltura y compenetración, le ganó más de una merecida ovación. El tipo tiene una simpatía mezclada con un humor sarcástico que, lejos de alejarle adeptos, los conquista del todo. Gran material y notable compositor e intérprete.


Pasé por la Other Stage apreciando un set compacto –como es su costumbre- de los Editors, con su típica onda entre confesional y neo-gótica, y en la Pyramid Stage me esperaba el rhythm and blues, rock and roll y blues sin concesiones de los Z Z Top. ¿Cómo hablar de Gibbons y sus compadres a esta altura? Baste decir que llevaron a la multitud a su juego y a su campo. La banda maneja esos climas secos, cortitos y al pie para utilizar una metáfora futbolística. Su R&B no presume de preciosismos: estrofas, riffs, solos, temas con comienzo, desarrollo y final y a otra cosa. Claros, concisos, eficientes. Me gustó escucharlos hacer “Foxey lady” del gran Jimi, y el poderoso “I’m bad, I’m nationwide”.
Siempre tuve una debilidad por esos climas etéreos del “sonido 4AD”, o sea, las composiciones de Cocteau Twins y de Dead Can Dance, por ejemplo. El grupo Daughter tiene algo de esa base constitutiva que alguien dio en llamar “oceánica”, pero lo interesante es que los matizan con cambios dinámicos que transforman esas melodías casi evanescentes en furiosas confluencias de instrumentos y ritmos desatados. Esos temas mutantes tienen un raro atractivo. Allí mismo, en The Park, me esperaba la segunda gran revelación de la noche, a cargo de una leyenda del soul y el pop delos ’60, que en el camino ha recogido un buen cacho de rhythm and blues y madurez que le quedan espectaculares: Ronnie Spector, sí la de las Ronettes, con poderosa banda: dos teclados, guitarra, bajo, batería y coro de tres chicas, dio un show espectacular y sin fisuras en el que desfilaron clásicos a prueba de Uzis, como “Baby I love you”, “So Young”, “What’I say”, “How can you mend a broken heart” y, como para demostrar que lo suyo no es un ejercicio en nostalgia, Ronnie se dio el lujo de hacer “You can’t put your arms around a memory”, el tema de Johnny Thunders que también supieron hacer los Guns N’ Roses, y “Back to black” en memoria de Amy Winehouse. El recital terminó a todo vapor con Billy Gibbons de invitado y una versión demoledora de “Be my baby” que coreamos todos, sí, absolutamente todos los presentes.
¿Cómo seguir administrando la atención y la adrenalina después de semejante gasto emotivo? Una crèpe de choclo, queso cheddar y espinaca agregada aquietó la feroz picada del bagre y volví para ser aplastado por Savages. ¡Qué aplomo, qué fuerza, qué convicción! La banda comandada por la cantante Jehnny Beth no tomó prisioneros. Los temas de “Adore Life”, su reciente segundo álbum, y el repertorio más antiguo se fundieron en un recital de dientes apretados y de comunicación impecable. Las punzantes letras tienen un marco ideal en esta música sin concesiones, matizada por una coreografía cuasi gótica. La personalidad de Jehnny sobre el escenario es magnética. Me imaginé una fusión de Peter Murphy y Siouxsie Sioux pero sin dejar en ningún momento, de reconocerle que lo suyo es algo personal y único.
Me tenté con ver un rato de Muse, porque sabía que iba a ser un recital especial –y lo fue, testimonios abundan- pero habiendo visto a la banda de Bellamy varias veces, me sedujo la curiosidad por conocer el repertorio actual de Richard Hawley. Fue una buena idea, solo salpicada por una prueba de sonido que resultó demasiado larga por un defecto en el equipamiento del guitarrista, pero cuando largaron comprobé que Hawley es uno de los cantautores más especiales del momento. Sus letras con toques humanitarios y de aguda percepción social, sus ritmos cambiantes –de la balada al rock furibundo- y un interesante rapport con la gente, ya que el oriundo de Sheffield tiene onda con el público sin esforzarse ni apelar a golpes bajos para capturar la atención. Un buen broche para una primera noche muy especial. La seguimos mañana, aquí mismo, porque queda mucho más Glastonbury.

Edición Nº 36 (desde el 6/5 en los kioscos)

tapas

registrate

MAVIROCK TV


Mavirock Revista - GLASTONBURY 2016 – VIERNES NUBLADO, MOJADO, SOLEADO, ROCKEADO…Mavirock Revista - GLASTONBURY 2016 – VIERNES NUBLADO, MOJADO, SOLEADO, ROCKEADO…Mavirock Revista - GLASTONBURY 2016 – VIERNES NUBLADO, MOJADO, SOLEADO, ROCKEADO…
June 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

logomavi3